Error
  • XML Parsing Error at 2:26. Error 7: mismatched tag

Recomendar Imprimir

Mañaria

Mañaria se sitúa en un entorno privilegiado, bajo la sombra del Mugarra por la izquierda y el monte Untzillatz. Está situada al fondo del valle de río Mañaria, en el acceso al puerto de Urkiola, dentro del Parque Natural de Urkiola.  La carretera BI-623 que une Durango con Vitoria-Gasteiz serpentea subiendo al puerto de Urkiola, hogar del Santuario de los Antonios a 700 metros de altitud, desde el cual se puede disfrutar de la vista de las moles calizas de Durangaldea. Esta carretera ha sido desde hace siglos la ruta de unión de la costa vizcaína con la meseta castellana.

El 72% de la superficie del Parque Natural de Urkiola pertenece al municipio de Mañaria.

El municipio de Mañaria está compuesto por el pequeño núcleo urbano al pie de la carretera y por diveroso barrios rurales dispersos por la zonas bajas del valle o por las laderas menos escarpadas. Estos barrios lo componen  grupos de caseríos cuya actividad principal es la agricultura y la ganadería, donde se producen productos locales de gran calidad.

Los restos prehistóricos madalenienses y neolíticos hallados en las numerosas cuevas de Mañaria, permiten adivinar que sus tierras acogieron pobladores desde la Prehistoria. Posteriormente en la Edad Media, Mañaria ocupó asiento en las Juntas de Gerediaga en Abadiño. 

En el siglo XVIII la construcción del Camino Real que une Vitoria con la costa vizcaína pasando por Urkiola, hace que se reordene el pueblo convirtiéndose la carretera en el eje del municipio. Desde mediados del siglo XVIII y durante todo el siglo XIX, Mañaria conoce un preiodo de esplendor económico debido a la explotación de sus canteras. En el año 1751 se extrajeron de sus canteras 22 columnas de mármol negro para la capilla del Palacio Real de Madrid.

Mañaria tiene un importante número de casas blasonadas como la de Arana, Mañaria, Iturriaga o Garaitorre anteriores al siglo XV con cornisas y aleros de madera tallada. 

Además de sus caseríos centenaríos de piedra de sillería, la joya de Mañaria es su Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Iglesia del siglo XVI, remodelada en el siglo XIX. Destacan en esta iglesia  la naturaleza de su bóveda (XVI) que es de madera,  la riqueza de su mobiliario y sus retablos y así como el órgano rococó de madera sin policromar.

Destacan también en Mañaria sus ermitas dispersas en sus barrios. En estos barrios se enmarcan algunas de las leyendas de la mitología vasca muy relacionadas con el Parque Natural de Urkiola como escenario. Junto a la ermita de San Martin de Mañaria y junto a las peñas de Untzillatz existen unos peñascos y una cueva. Según la mitología vasca, estas piedras fueron lanzadas por los gentiles, y la cueva es su vivienda. Los jentilak o paganos son personajes mitológicos dotados de fuerza sobrehumana. Estos eran capaces de lanzar grandes peñascos  y eran los creadores de los cromlechs y los dólmenes.

Mañaria es un municipio pequeño pero con un gran ambiente que destaca por la hospitalidad de sus gentes. Los mañaritarras celebran sus fiestas el 15 de agosto, día de la Asunción.

icon_puntosPuntos de interés

 

Obtener direcciones

Desde :  o 

A      :  o 
Mayo 2017 Junio 2017 Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

01cultura

02gente

03naturaleza